domingo, 5 de abril de 2020

El último período de la historia.

                     Nos adentramos, posiblemente, hacia el último período de la historia humana, al final de los tiempos, el fin de la era adámica. El que tenga dudas, que lea las Escrituras y las Profecías acerca del final de los tiempos. Ignoro cuanto dure este tiempo de postrimerías, lo que si sé, según lo indican las señales de los últimos acontecimientos humanos , climáticos, y de fenómenos astrales, el fin está más cerca que nunca.
                       El Juicio Final viene, el juicio a las naciones y el juicio a todos los mortales. Los que guarden la fe se salvarán, y los que doblen sus rodillas a los dioses de este mundo perecerán. Satanás y sus secuaces quedarán por fin, encerrados en el infierno por toda la eternidad. El tiempo de las tentaciones y de la manifestaciones diabólicas tendrá su fin. Habrá un cielo nuevo y una tierra nueva, donde el mal simplemente desaparecerá, pues se dará paso, a la Justicia Divina, que lo relegará hacia un castigo eterno .
                      Esta etapa final de la historia, será un período de inmensa prueba para los elegidos del Señor, su salvación eterna estará en riesgo, no obstante, aquellos que pongan su confianza absoluta en Dios no quedarán defraudados. La prueba será grande, pero el premio será acorde a la prueba. Todo parecerá perdido, donde el gobierno de los malos aparezca como aparente vencedor. Pues bien, cuando eso suceda, será su fin.
                      Aparecerán falsos cristos, falsos profetas, que seducirán a los ingenuos con falsos milagros ayudados con una técnica falaz. El control sobre los hombres llegará a tal extremo, que serán controlados desde que sale el alba hasta que se esconde. Nadie podrá comprar, ni vender, si no tiene en su frente, la marca de la Bestia.
                       Los pocos que se revelen, serán perseguidos y atormentados, más Dios y su Santa Madre la Virgen María los sostendrá para que no desfallezcan. El culto a Dios será suprimido, el que tenga oídos, que escuche. La verdadera Iglesia permanecerá fiel desde la catacumbas, sus verdaderos sacerdotes sostendrá al pequeño resto del pueblo fiel que permanezca. El oriente y el occidente estarán en permanente pugna, hablarán de la paz, pero estarán preparando la guerra.
                        La pirotécnica publicitaria pavimentará el camino para que el Anticristo ocupe su lugar en el Gobierno Mundial, será aclamado por las masas, como gran salvador del gran padecimiento que la tierra enfrente en esos momentos. Tal vez sea la carestía y la enfermedad. Les dará pan y seguridad, para luego dar paso a un control absoluto de sus conciencias. Se hará adorar en el lugar santo, su imagen se hará ver por todo el orbe , todos los medios de comunicación y los grandes líderes religiosos y políticos estarán a su servicio.
                         Las traiciones a los verdaderos hijos de Dios, estarán a la orden del día, ya nadie podrá confiar en nadie. Las plagas aparecerán una por una, hasta llegar a la última plaga, no aquellla que mata el cuerpo, sino aquella que causa la muerte segunda, vale decir, la perdida de la fe.
                         El clima será muy extremo, los fenómenos celestes aparecerán cada vez más, los eclipses y los cometas y meteoritos causarán devastación en los mares y continentes. Los invertidos ostentarán cargos de confianza dentro de este Gobierno Mundial, de hecho ocuparán tecnología positrónica para expiar a las masas.
                          Finalmente, Henoc y Elías bajarán de las nubes para dar muerte a la creatura bestial. Luego vendrá  bajará Cristo Nuestro Señor de las nubes como Juez Universal de vivos y muertos. Ese será el fin y a su vez el comienzo del Reino de Dios.

lunes, 30 de marzo de 2020

Coronavirus.

                          En las redes sociales aparece una gran cantidad de información que habla acerca de los efectos del Coronavirus. Las cifras de muertos en Italia y España tienen atemorizado a numerosos países en todo el mundo. Esto se agrava con la información que nos dan científicos, acerca que no existe, un remedio para dicha enfermedad. ¿Qué podemos hacer para mitigar sus efectos?, lo primero que nos recomiendan es el aislamiento, eso en teoría evita el contagio. Lo segundo, las medidas higiénicas, usar mascarillas y lavar muy bien las manos. Sin embargo, los casos siguen aumentando en países sudamericanos y europeos, sin lograr haber controlado la Pandemia.
                            Reflexionemos un poco acerca de la enfermedad, lo primero que nos dicen de la misma, es que los coronavirus existen desde siempre, y que probablemente, más de alguna vez en nuestra vida experimentamos un coronavirus. A pesar de lo anterior, lo que hoy vemos, y es lo que descubrieron al parecer científicos chinos, ha surgido una mutación del coronavirus distinta a las anteriores, más agresiva respecto a su grado de contagio, y con características atípicas, según se da en cada paciente. En un principio se dijo que afectaba a las personas más ancianas y con otro de patología preexistentes. Pues bien, resulta que ahora afecta a cualquier tipo de persona no importando su edad.
                        Según se ha informado, países como China , Corea, Alemania, Japón han sido exitosos en su control con un bajo porcentaje de números de muertos. Por información en la web, se supone que algunos países han logrado encontrar tratamientos más adecuados. Hasta aquí, toda la información es muy difusa y poco concreta. Nadie sabe en definitiva qué hacer. Ningún estudio se ha detenido en investigar acerca de los posibles anticuerpos que pudieran estar presente en el organismo humano para contrarrestar este virus. Sí se sabe que a algunos los afecta más y a otros menos, sin embargo, nadie al menos con la información que dispongo se detiene a pensar por qué a algunos les produce pocas molestias.
                         Lo que es evidente, es que sí existen anticuerpos, ya que a todos no les da igual, a su vez, según la información que se recibe, los casos más graves pasan muy rápido de dolor de cabeza y molestias en la garganta a tener problemas respiratorios extremos. Aquí precisamente me quiero detener, según sugieren muchos, cuando el virus apenas está en la garganta se deben tomar aguas calientes que se supone expulsan al virus hacia el estómago evitando así su paso a los pulmones.
                      ¿ El problema se produce verdaderamente en la garganta?, supuestamente, lo que produce el virus es una sobre reacción del sistema inmunológico el cual crea una sustancia cicatrizante de las vías aéreas que hace colapsar los alvéolos y las vías respiratorias.
                         Por lo anterior, lo que mata es aquella sobre reacción entre sistema inmunológico y sistema respiratorio. ¿Cómo debiera entonces producirse el tratamiento?, a simple vista, se debiera disminuir la sobre reacción del sistema inmunológico y dilatar el sistema respiratorio a fin de evitar que la obstrucción de las vías aéreas no sea total. En teoría, y sólo en teoría, grosso modo, dada la escasa información y sin ser experto, utilizando sólo la lógica, se debieran aplicar terapias naturales y químicas que apunten ambas a bajar esa carga sobre energética del sistema defensivo del cuerpo.
                           Aquí propongo tres caminos simultáneos para intentar bajar la presión de la carga viral; a saber: Primero, utilizar elementos naturales tales como limón orgánico , sal de Mar y hierba del platero, aspirarlas por las vías respiratorias para que las limpien internamente. Segundo, dar al paciente, para aspirar eucalipto vaporizado como baño de vapor. Tercero, fisioterapia, mover el tórax y los pulmones manualmente, a fin de estimularlos por sí mismo a actuar. Cuarto, si es necesario, usar algún tipo de corticoide y relajante muscular a fin de flexibilizar el cuerpo. Quinto, dar baños de sol, golpes de sol fuerte por 20 minutos en la parte pulmonar bronquial. Sexto, tirar chorros de agua helada para producir reacciones sanguíneas que produzcan una vaso contricción a fin de mejorar el oxígeno en la sangre.
                          Finalmente, si todo esto no resulta en el corto plazo, ayudarse de un ventilador mecánico. Aquí pienso que puede estar el error de los tratamientos actuales, llevar inmediatamente a un ventilador mecánico al paciente, eso hace a mi juicio que el sistema respiratorio se desarticule y se vea disminuido para poder volver a funcionar normalmente.
                         Después de la guerra son todos generales, así reza el refrán popular, no se trata de dar fórmulas secretas ni inventar la pólvora, de lo que se requiere es manejar caminos paralelos que ataquen por distintas vías y a la vez una misma patología en el paciente. Si a alguien le interesa esto, lo puede complementar con su tratamiento médico.
                           Y lo primero antes de todo lo anterior, rezar mucho a Dios, para que nos guarde y proteja de dicha enfermedad. Sin Dios, vanos son los esfuerzos humanos.
             

sábado, 7 de marzo de 2020

RECHAZO GANA EN CHILE

                          La revolución neomarxista intenta imponer por medio del miedo su totalitarismo en una nueva constitución. Pero una vez más en la corta Historia de Chile, su pueblo se alza en contra de esta ideología que una vez venció en el año 1973. La gran cantidad de población que alcanzó muchos bienes y comodidades a los años posteriores del Gobierno Militar no quiere perder todo el logro alcanzado durante generaciones.
                          Quedó en la retina de millones de chilenos las imágenes de las largas colas en busca de alimento durante el gobierno de Salvador Allende. Esas madres ( las actuales abuelas) sufrieron en carne propia las consecuencias de una política demagógica y populista, basada en utopías irrealizables que prometían eliminar el hambre y la desigualdad social. En vez de esa primavera reluciente, se vino un invierno crudo que terminó en un Chile altamente polarizado.
                           Hoy año 2020 millones de chilenos rechazan la violencia de todos aquellos revolucionarios que han quemado y saqueado una parte importante del país, no importándoles las fuentes de trabajo e infraestructura pública y privada, la cual,  costará largos  años reconstruir, con costos económicos inimaginables para la gran mayoría de la población.
                             El Apruebo en el próximo plebiscito de abril va a ser derrotado por una gran mayoría silenciosa que quiere paz y seguridad para los próximos años. La gente se dio cuenta que fue instrumentalizada por una izquierda radical que utilizó ciertas inquietudes sociales como bandera de lucha, sólo como cuña para generar un sistema político totalitario por medio de una Asamblea Constituyente, la cual terminaría con la república para pasar al gobierno popular del chavismo de Maduro.
                           En las calles de las ciudades se escucha" mientras Chile exista jamás será marxista", esa juventud que sale a cantar, lo hace convencida que una parte importante de la clase política de nuestro país intenta engañarla con viejas artimañas que fueron usadas en épocas anteriores con naciones florecientes como la nuestra.
                             Nuestra lucha es por Dios, por la Patria y por la Familia, tres pilares irrenunciables a todo chileno bien nacido, que hay que defender aunque eso nos llevara al sacrificio de ofrecer nuestra propia vida.  No vencerán, porque no tienen a Dios de su parte, no vencerán porque  no poseen la fuerza de las convicciones, no vencerán, porque no conocen el honor ni la verdad. Defenderemos la vida, desde su concepción hasta la muerte natural, los derrotaremos por una gran mayoría aplastante, agradecida de miles de vida que rubricaron con su sangre cuando en tiempos pasados el país se vio expuesto a peligros aún más dramáticos a los actuales. Defenderemos a nuestros héroes, los cuales nos legaron un país próspero y respetable dentro del contexto internacional.
                           La Virgen nos proteja y nos guarde del enemigo infernal, del Dragón Rojo que ha sembrado millones de muertos en todo el mundo. Que viva Cristo Rey.
                         

miércoles, 25 de diciembre de 2019

CHILE CAMINO A LA MISERIA

                   Chile es un país que logró salir de la pobreza gracias a las reformas económicas que se hicieron durante la época del Gobierno Militar que lideró el general Augusto Pinochet por cerca de 17 años. En aquella época los militares chilenos junto a civiles que trabajaban para el gobierno pensaron que al solucionar problemas sociales tales como; acceso a la luz eléctrica, al agua potable, a una vivienda digna, pavimentación de áreas rurales y urbanas, en fin a una serie de beneficios económicos y acceso a bienes de consumo y capitales, eso sería suficiente como medida para derrocar al marxismo que tanto combatieron en la calle.
                   Lamentablemente, eso no fue suficiente para derrotar a un enemigo que trabaja de manera sigilosa en colegios, universidades, sindicatos y todo tipo de estamento social relevante . El primer combate frente a esta ideología de carácter totalitaria debe ser intelectual, se debe confrontar la ideología con la realidad del hombre como ser social. Si no se les explica a los jóvenes y a los ciudadanos en general qué lugar ocupa el hombre en la sociedad, en qué consiste su doble dimensión como sujeto espiritual y material, si no nos detenemos primero en tratar de explicar ese aspecto tan importante del ser humano, francamente el marxismo llevará siempre la delantera.
                  Pensemos en el hombre tal cual lo piensa el comunismo, como algo netamente material, como una cosa dentro de otras que lo rodean, sin diferencia óntica, indudablemente esa visión del hombre desemboca siempre en una calamidad . ¿Por qué en una calamidad?, la razón es muy sencilla, un hombre despojado de su ser esencial, termina siempre transformándose en una cosa, en un esclavo de quién gobierna, ya que el gobernante no busca el bien de lo que considera un objeto más, ya que ese objeto carecería de valor respecto a los otros objetos. ¿Por qué el hombre debe ser superior a las bestias o a la tierra que lo rodea?, obviamente nunca va a encontrar ese papel preponderante y único que el catolicismo establece como el Hombre Rey de la Creación.
                   Si se destrona al hombre de su cetro, de su función de administrador de todo lo creado, las consecuencias terminan siendo desastrozas para el propio hombre. Sin Dios, sin Ley, es decir, la injusticia alcanza en la sociedad marxista un estatuto jurídico que no tenía en la sociedad cristiana. Es curioso, pero muy relevante, el marxismo mientras más proclama los Derechos del Hombre, más somete a ese hombre a un verdadero infierno, ya que lo despoja del sitial principal del orden social.
                    Según el manifiesto comunista de 1848 el hombre es verdaderamente libre cuando realiza sus funciones instintivas, no sus funciones sociales. Vale decir, según Marx el hombre mientras más se asemeje a los animales es más libre. Y las consecuencias en la sociedad comunista se notan y se ven con este tipo de pensamiento, pensemos en la URSS, había un baño para un edificio completo, ya no importaba la distinción entre niños, abuelos, recién nacidos y enfermos, todos debían acomodarse a esa sociedad colectiva donde cada uno era representado como un objeto del estado. En esta visión totalitaria y materialista, el Estado miraba donde debía trabajar cada uno, qué sueldo debía ganar, dónde debía estudiar, con quién tenía que conversar, y qué libros debía leer. Esa forma e ver al ser humano como una máquina funcional urbana permitía que los que gobernaban pudieran optar a una serie de privilegios y riquezas del país sin ningún tipo de cuestionamientos. ¿Cómo puede cuestionar quien no es más que parte de una totalidad colectiva?, al estar despojado el hombre de su realidad trascendente como es Dios, nada ni nadie lo defiende, queda indefenso frente a los gobernantes que lo someten por medio de la fuerza.
                          ¿Por qué los comunistas no aceptan las opiniones de los demás?, la razón es muy simple, ellos son los únicos que representan el ideal del hombre emancipado de Dios, que alcanza por medio de la nueva estructura del Estado el poder de representar al nuevo hombre colectivo, ese hombre colectivo no sabe quién lo representa ni de qué lo representa, sólo es un mero número de las cúpulas de los dirigentes del partido para acceder a las riquezas de todo el país por medio de la abolición de la propiedad privada y la eliminación de la religión como parte de la realidad trascendental de la sociedad.
                        Para alcanzar el objetivo final que es el poder total, es importante movilizar gente adoctrinada en slogan fáciles de asimilar como son la igualdad social, la justicia frente a la injusticia de los ricos, los derechos previsionales, los derechos de salud, etcétera, nunca deteniéndose y pensando en cómo construir los medios adecuados para alcanzar dichos derechos.
                        Al final del camino, tal como ha ocurrido siempre en la historia, después de un gran desastre, la gente se va a dar cuenta en medio del hambre y la miseria que fue una vez engañada ´por una ideología que tiende a repetir su modus operandi una y otra vez sin que las víctimas de su dictadura alcancen si quiera a darse cuenta.
                          Al final, el comunismo va a ser destruido no por hombre alguno, sino por la intervención divina, quien por justicia lo exterminará de la faz de la tierra al final de los tiempos.

domingo, 13 de octubre de 2019

Jóvenes intelectuales católicos.

                             ¿Existen los jóvenes intelectuales católicos?, si me preguntan a mí, no los conozco ni los he visto, pero si tuviera que opinar sobre esa pregunta preferiría encontrar jóvenes santos más que jóvenes intelectuales. La santidad es una aspiración que todo católico debe aspirar independiente a la edad e independiente a las clases sociales a las cuales uno puede pertenecer.
                               Muchas veces se confunde a ciertos grupos de estudio de jóvenes que disciernen acerca de la doctrina, con signos o señales de santidad, por estudiar esa determinada doctrina, lo cual es muy diferente. Evidentemente, todo católico debe estudiar la fe, es su deber conocer lo mejor que se pueda toda la verdad que viene de Dios. Pero ese conocimiento no debe ser un fin en sí mismo, más bien, debe ser un medio para alcanzar las perfecciones cristianas para poder llegar finalmente al cielo.
                               Existe una diferencia sustancial entre un intelectual y un intelectualoide, comenzaremos describiendo primero al intelectual, para luego describir al intelectualoide. Un intelectual, como su nombre lo indica, hace uso de su intelecto para conocer todo el mundo que lo rodea, para ello utiliza dos cualidades propias del ser humano, a saber; la capacidad de análisis y de reflexión. El intelectual analiza toda la información que posee e investiga acerca de la realidad que lo rodea y la realidad que recibe por gracia como es la fe. Un intelectual piensa, reflexiona, degusta y digiera esa verdad confrontándola siempre con la realidad. Un intelectual reflexiona una y otra vez sobre una misma verdad encontrándo siempre por los frutos de reflexión nuevas verdades que se develan cuando el ser humano es capaz de desentrañar desde lo más profundo del ser sus misterios.
                                Los intelectuales son siempre capaces de pensar por sí mismos, ellos elaboran sus propias líneas de pensamiento, establecen ciertas normas y directrices para llegar al conocimiento de la verdad. Esta clase de hombres es muy escasa y difícil de ser encontrada en cada pueblo y nación.
                                Los intelectualoides, ese grupo de personas se da por lo general en gente más jóven que vieja, sin perjuicio que existan viejos que cumplan ciertas notas distintivas de esta clase de personas. Por lo general los intelectualoides tienen un apetito voraz por la lectura, son lectores empedernidos, además les gusta ufanarse enfrente sus pares, es decir, frente a otros intelectualoides, los cuales por lo general se esfuerzan por poseer un saber enciclopédico repitiendo como el loro, citas y citas de una gama cuantitativa de autores conocidos y desconocidos para el resto de sus pares. Mientras más citas se repiten de esos autores, más aparecen como validados antes sus pares como gente inteligente y preparada.
                              Los libros, los intelectuales permanecen siempre rodeados de libros, caminan, descansan, hacen tertulia siempre con un libro en la mano. Esa señal muy característica de los intelectualoides hace que el resto de las personas los confundan con los verdaderos intelectuales. Tipicos casos de intelectualoides ateos son sus permanentes citas de Nietzsche y Sartre. En los católicos aparecen sus continuas referencias a Santo Tomás de Aquino.
                           Lo peor que uno puede hacerle a un intelectualoide es sacarlo de su cómo contexto, es decir, de la cita. La reflexión aterra al intelectualoide, lo saca de su pedestal de roca y lo lleva a un terreno pantanoso para él. Cuando un intelectualoide se enfrenta con un intelectual tiende siempre a descalificar al último, pues lo trata de confrontar con las citas de sus autores preferidos.
                         
                         

¿ En qué etapa de las profecías nos encontramos?.

                             Nos encontramos en un momento apocalíptico sin precedentes en la historia de la humanidad, en el momento del reinado del Anticristo como cuerpo social. Una vez completado el proceso de secularización y ateísmo dentro de todas las instituciones, desde los estados, la Iglesia,la educación, los alimentos, hasta la legar a la casi completa destrucción de las familia tal cual las conocemos. La bestia se extenderá como un enjambre de abejas por todos los medios de comunicación hasta alcanzar la total manipulación de las masas, una vez logrado su objetivo preparará toda su estructura para encarnar en un sólo hombre ( el Anticristo) la concentración de todo el poder mundial.
                          Ese hombre bestial unirá como un emperador mundial lo que ningún hombre en toda la historia de la humanidad pudo unir; el poder político, el poder económico, el poder militar, hasta terminar finalmente en el poder religioso. Algo impensado hasta la fecha, ninguna civilización anterior tuvo como máxima cabeza de su poder a alguien que unificara en todo el orbe tan macabro poder. Su gobierno por providencia divina será transitorio, durará tres años y medio, tiempo suficiente para llevar al mundo hacia una gran conflagración y destrucción de millares de almas, tiempo además suficiente como para purificar al resto de los elegidos, aquellos que guardaron la fe sin doblar sus sienes y sus rodillas ante la Bestia(666), hombres que amarán la verdad pese a que todo el mundo a su alrededor negará todo lo que tiene que ver con lo sagrado y divino.
                          Como todo buen estratega, este hombre bestial- sin alma- procurará conquistar a las masas por medio de los alimentos y del poder militar. Hablará de la paz, pero como toda criatura tenebrosa su paz será falsa, porque estará disponiendo a todas sus fuerzas para una gran guerra, la guerra de los continentes, que alcanzará al orbe completo, guerra que será muy rápida pero a su vez muy desastroza, que sólo la intervención divina podrá reparar creando un cielo nuevo y una tierra nueva.
                       Las personas de esta época anticristiana serán personas extremadamente egoístas y sin amor, incluso la caridad de los fieles ( los que guarden la fe católica), será enfriada a grados tan extremos que no se diferenciarán del resto pagano. Los demonios atacarán por medio de los sueños hasta los más creyentes a fin de que pierdan la fe, las pobres almas de los inocentes ( los niños ) será corrompida con obsenidades y imágenes diabólicas nunca antes vistas. Juntamente con esto, la tecnología alcanzará sus máximos logros, aparecerán grandes prestidigitadores por los cuatro puntos cardinales de la tierra, falsos milagros y falsos descubrimientos pretenderán cegar hasta las inteligencias más dotadas. Todo parecerá que está perdido, el desánimo cundirá a tal grado entre los fieles, que su permanencia en la fe permanecerá cuestionada.
                         Una parte del pueblo de Israel, una pequeñísima parte en ésta época del Anticristo, decepcionada e sus líderes se convertirá a la verdadera fe, ellos reconocerán a Cristo como el Mesías, tal vez con la ayuda de Enoc y Elías, dos figuras bíblicas que están reservadas para combatir al Anticristo hasta destruirlo.  Aquellos profetas portadores de la verdad de Dios serán muertos por el Anticristo y resucitarán para asombro de muchos por el poder de Dios, mientras estas cosas ocurran, los pocos que guarden la fe deberán permanecer como almas orantes esperando la Segunda Venida de Cristo como Juez universal de vivos y muertos.
                      El sacrificio será públicamente prohibido de toda la faz de la tierra, los antiguos lugares de culto católico serán transformados en lugares de culto ecuménico donde lo abominable se hará adorar tal cual lo relata Daniel 7, cuando habla de la abominación de la desolación en el templo. A su vez el resto de las religiones, en especial, las que tengan raíces cristianas serán igualmente perseguidas, no debe quedar nada que hable de Cristo,
                      El que tenga oídos para oír que escuche, es decir, que entienda los acontecimientos apocalípticos, para ello habrá que estudiar el comportamiento del actual Sanedrin y lo que vaya ocurriendo dentro de la Iglesia Católica.
                       Estamos ad portas de la reconstrucción del templo de Jerusalen, es cosa de un tiempo breve para que ello ocurra, de hecho los rabinos del mundo ya están hablando de la venida de su Mesías, el cual deberá habitar a interior del templo, gobernando desde allí a todo el mundo. Ese Mesias no será otro que el Anticristo, el cual se hará adorar como si fuera Dios. Aparecerán señales en el cielo y eventos climáticos extremos ( cambio climático), terremotos y guerras y rumores de guerra, una lenta agonía que atravesará toda la humanidad.
                        El libro Pusillus Grex de la autora chilena Paula Aguirre relata magistralmente todos estas descripciones anteriores, con más lujos y detalles, alertando a toda la humanidad acerca de todos los peligros que les tocará enfrentar en los tiempos presentes. Vale la pena leer el libro, detenerse en los detalles y acontecimientos que les toca vivir a los personajes para poder ser fieles a Cristo. La fuerza de Dios guía en dicho libro a quiénes optan por ser fieles a su creador, por lo que recibirán, la corona de los elegidos del cielo. Leen el libro y podrán conocer mejor los detalles.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Cambio Climático o Castigo Divino.

                   Todo el planeta se encuentra hablando del Cambio Climático, pero muy pocos se han detenido a pensar que Dios nos castiga por medio del clima. El primer clima inhóspito que nos tocó enfrentar como especie es el que tuvo que padecer Adán y Eva luego de su expulsión del paraíso . Después de la caída de nuestros primeros padres el clima se volvió un obstáculo muy problemático para la supervivencia del hombre en  la tierra.
                  Según el padre Manuel Lacunza, gran exégeta apocalíptico, el clima ideal debiera ser un equinoccio perpetuo de 12 horas de duración entre el día y la noche, con temperaturas que oscilen entre los 10 a 22 grados. Esas temperaturas y ese equilibrio perfecto haría que el hombre pudiera extender su vida hasta edades superiores de los 150 años tal como ocurrió en la época de los grandes profetas de la antiguedad.
                  ¿Es verdad que el clima condiciona vida del hombre?, el clima no sólo condiciona la vida del hombre, sino en gran parte, condiciona su desarrollo como sociedad. El clima va de la mano con el desarrollo de las grandes civilizaciones que han poblado la tierra, desde la época de los sumerios hasta llegar a la sociedad occidental. Todas esas sociedades se desarrollaron alrededor de afluentes de ríos y tierras para cultivar. Por consiguiente, el desarrollo humano. se da en climas donde se dispone de agua y de agricultura benigna, características propias de lo que llamamos clima mediterráneo .
               La decadencia de las civilizaciones se da en conjunto con un problema climático, en especial, en períodos donde escasea el agua y la falta de alimentos. Lo cual estimula el aumento de crisis sociales y aumento de plagas.
               En las Sagradas Escrituras se muestra de manera muy directa aquella entre la justa Ira de Dios y la falta de lluvias para producir los alimentos del hombre. En el diluvio ocurrió todo lo contrario, Dios castigó con 40 días y 40 noches de pura lluvia, lo cual inundó a gran parte de la tierra. Exceso de lluvias y carencia de las mismas, son dos fenómenos que obedecen a un castigo de Dios por culpa de los pecados y apostasías de los hombres.
                  El clima seguirá siendo adverso en la medida que el hombre se siga volviendo contra su Creador. El clima no lo cambia ni la ONU  ni nadie. Son muchas las blasfemias, son muchas las ofensas que se cometen a diario contra el Creador, que se ve difícil que Dios cambie sus castigos a menos que exista un arrepentimiento sincero de parte del hombre. Sin arrepentimiento no habrá una vuelta a un clima que sea favorable hacia la vida humana.
                 El deterioro de la capa de ozono, el aumento de la radiación solar, la contaminación radiactiva de más de 2500 bombas atómicas que se han lanzado a la atmósfera, sumados a los desastres de Tchernóbil y la central atómica de Fukushima  , no son elementos suficientes para determinar el clima de la tierra. El eje de la tierra y su posible variación sólo podría haber surgido a raíz de un gran cataclismo, es decir, por medio de un acto de la voluntad divina.
                  Si queremos salvar al planeta, primero salvemos nuestras almas, para eso recurramos a Dios. Mostremos nuestros corazones constritos y arrepentidos para que Dios guarde misericordia con nosotros y con nuestros descendientes. Pidamos a Dios que nos perdone por todo aquello que lo ofendemos a diario, y ofrezcamos nuestros sacrificios para que que se apacigue en parte la Justa Ira de Dios. No existe otro camino para mitigar los efectos climáticos sobre la tierra. Si no hacemos eso como especie, sufriremos gran hambruna y plagas por los cuatro confines de la tierra.