martes, 27 de noviembre de 2018

En recuerdo de Armin Finster, hoy descansando en la eternidad.

El hombre del violín


            La historia que les voy a relatar ocurrió hace muy poco en un lugar público de una ciudad cercana donde vivo. Iba caminando cuando de repente me encuentro con un hombre de avanzada edad tocando violín. Por  esa cosas de la vida y de mi propia personalidad me detuve a escuchar a este violinista callejero. Al mirarme el hombre fija su mirada en mi, y me pregunta: ¿ Qué quiere que le toque? Me sorprendió tanto lo inesperado de su pregunta que no supe que decirle.
    Me quedé conversando un rato largo con el viejo del violín. Me comentó que de niño aprendió a tocarlo, y que había hecho muchas cosas durante su vida, pero que las más importantes eran para él la música y el cuidado de la naturaleza. Hay que salvar al planeta de la depredación del hombre, me comentó con voz firme y lenta. Las nuevas generacíones deben ser instruídas en el cuidado de los árboles y de los paisajes. "He escrito algunas reflexiones al respecto para que los niños aprendan a valorar su entorno natural que tienen, mire esta carpeta, en ella se encuentran plasmados mis pensamientos para que alguien las lea."
     Luego de su reflexión tan personal me ofrecí para publicarle en mi blog sus pensamientos, a pesar que no concuerdo a cabalidad con su defensa ferrea sobre el medioambiente. Pero estoy de acuerdo con cuidar los árboles y la calidad de las aguas a fin de que sirvan para el hombre. La naturaleza siempre va a ser un medio y no un fin en sí mismo. Hay que cuidar la naturaleza así como cuidamos nuestros hogares, ya que convivimos a diario con ella. El entorno que nos rodea va a determinar en parte la calidad de vida que queremos llevar.
        Veamos que nos dice nuestro amigo violinista:
        " Eráse una vez, un bosque nativo. Éste bosque era como una familia feliz. Arriba en el dosel, la parte superior del bosque, crecía el inmenso tineo, un árbol hermoso que tiene las hojas formadas por muchas crucecitas, por eso también, lo llaman " palo santo". Con él crecen el roble que también le llaman hualle, cuando es pequeño y pellín, cuando es mayor y tiene madera roja en su parte interior. El raulí y el coihe también son árboles grandes, que necesitan mucho espacio y luz para crecer.
       Debajo de estos grandes gigantes del bosque nativo crecen la tepa, el laurel, el olivillo y los tres tipos de mañío que van a conocer cuando estudien para técnicos forestales en el liceo de pullinque, de Panguipulli a la cordillera.
      Hay árboles como vemos, que necesitan luz y espacio para crecer y otros que se conforman con menos lugar y pueden formar fotosíntesis y crecer perfectamente bajo otros árboles.
       Todos están contentos, viven juntos, no pelean y forman una inmensa esponja que mantiene el agua de lluvia en invierno y la van entregando lentamente en verano. Y es ahí cuando le falta a los animales y al hombre para tomar, regar y echar a andar las turbínas de las represas hidroeléctricas.
         Cuando la abuelita Cecilia le contaba este cuento a su nieto Rafael, Rafael se rió y se puso muy contento y le dijo a su abuelita: igual que en nuestra familia: Juan mi hermano mayor está estudiando en la universidad y necesita más espacio y comodidades para estudiar, necesita una mesa grande y estantes para guardar todos sus libros. Yo estoy muy contento, porque soy como el olivillo con sus frutos ovalados como aceitunas y me conformo con el cajón que está acá al lado de la estufa en la cocina. Acá tu ,me enseñas a leer y a escribir. A mi me gusta trabajar con mis manos, cosechar semillas y hacer viveros, yo me conformo con muy poco y también puedo servir igual que el laurel, que también da muy buena madera."
           
            EL GRANITO DE ARENA
     "  Eráse una vez un granito de arena que estaba junto a muchos otros granitos formando una gran duna de chanco. Cada cada granito de arena había llegado de distintas partes de Chile. Se hicieron amigos y comenzaron a contar sus historias y cómo habían llegado a ese lugar.
        Yo-dijo Juanito- yo vengo de una parte de Chile donde había un lindo bosque nativo formado por coihues; robles, mañíos, laureles y avellanos. Yo fui parte del suelo. Los hombres han cortado este bosque, para sembrar trigo. Como este terreno era de gran pendiente y no era suelo apropiado para ese cultivo, la lluvia golpeó sobre el suelo desnudo y me soltó de mis compañeros. El agua con el lodo y barro me arrastró hacia los riachuelos y ríos y así llegué hasta el mar. Con las fuertes olas marinas llegué a una playa. En el verano con el calor del sol quedé sequito y suelto. El viento marino n uevamente me sopló, arrastrándome junto con ustedes y haciéndome invadir estas fértiles tierras que eran suelos de talaje de las vacas que daban el rico queso de chanco.
        Diego, otro granito de arena, contó que fue desprendido del suelo por un poderoso chorro de agua que lanzaba un hombre contra el suelo con el fin de remover la tierra para sacar pepitas de oro. Pasó un riachuelo, a un río y también llegó al mar. Del mar fue tirado a una playa. En verano, cuando bajó la marea y calentó el sol, el granito fue impulsado por el viento m,arino hacia la duna.
      Pedro, el grano de arena más grande, dijo: " Esto no es nada. Yo salí de un a tremenda roca. El sol calentó la roca de día, y durante la noche caían heladas. Debido a las dilataciones y contracciones de la roca durante meses y años me desprendí de la roca madre, que me dijo: " Ahora que te desprendiste de mi ya eres adulto, y puedes salir a recorrer Chile". Así me deslicé con la lluvia por un riachuelo a los ríos y conocí las profundidades del mar. Allá conversé con los peces, con las jaivas y con los cochayuyos. Las olas me arrastraron a la playa y de allí a hoy día me pasó lo mismo que a ustedes.
      ¿ Qué pasará con todos nosotros ahora? Aquí si seguimos avanzando le quitaremos más y más tierras fértiles a las vacas lecheras de Chanco.
        Un pasto que estaba escuchando esta conversación de los granitos de arena se metió en esta discusión y les dijo: " Amigos míos, ustedes no me conocen, parece. Yo me llamo Amófila Arenaria. La Conaf me plantó acá para que ustedes no sufran tanto viento y no queden dando vueltas, como niños sin hogar. Acá bajo mi protección pueden quedarse para siempre, se pueden mezclar con las hojas que se desprenden de mí y así formar un nuevo suelo para que el agricultor de Chanco pueda plantar pino insigne, que crece muy bien en estos suelos arenosos y pobres".
      " ¡Ah! ¡ Qué bien! - dijeron los granitos de arena al unísono. Así, al fin podremos ser útiles al hombre, dar sustento a un lindo bosque de pino y así dar también mucha madera aserrada para casas, muebles y dar fibras para fabricar papel que necesitan los niños para su cuadernos y libros de la escuela."
       
        LA CHINITA

     "    Hola niños, ¿ cómo están?  Yo me llamo chinita, soy un insecto coleóptero, ya que tengo los primeros pares de alas duras como un estuche, donde guardo el otro par de alas que uso para volar. Soy redondita y tengo generalmente dos manchas en mi espalda; camino rápido y me gusta comer los pulgones que tanto daño hacen en las rosas, pino insigne y cultivos agrícolas. Ahora último estoy en Pullinque y ahí hay unos pulgones ricos que se alimentan de las hojas de la quila. Esta quila la están sacando los alumnos del Liceo-Agrícola Forestal para que los árboles nativos dejen caer sus semillas y se pueda generar el bosque que tanto lo necesitamos para conservar el suelo, agua, vida silvestre y que nos da toda clase de maderas y trabajo para nuestra familia.
         Soy muy amigo del hombre. Mi abuelo me contaba que antes, cuando erámos pocos, el hombre nos multiplicaba en criaderos especiales y nos soltaban donde habían plagas de pulgones para que nos comiéramos esos pulgones y no necesitaban usar insecticidas que muchas veces matan también otros insectos amigos del hombre como son las abejas, que por su cinturita se llaman himenópteros.
     Para poder ayudar mejor al hombre, hacemos reuniones frecuentes con otros insectos, animales y los hombres y estudiamos a fondo la vida de cada uno de ellos, para que todos podamos vivir en paz sin molestarnos.
       Hace poco vino la polilla del brote cruzando desde Argentina, insecto lipedóptero que perfora los brotes de los pino insogne y los deja de mala forma. . El hombre primeramente usó insecticidas fuertes para controlarlos, sin embargo, se dieron cuenta que morían muchas abejas y otros seres importantes en la cadena ecológica. Hicimos una reunión entre los insectos, animales e invitamos un capo en la materia de España y hemos traído una avispa que pone sus huevos dentro de las larvas de la polilla del brote. La polilla así tiene a su enemigo natural y ya no puede hacer tanto daño en los pinos insignes.
       Como chinita me gusta el orden y disciplina en el mundo. Que haya un equilibrio biológico entre todos los seres vivos, seamos felices y nos ayudemos mutuamente."

       LA GOTITA DE AGUA

      "  Eráse una vez una gotita de agua que cayó del cielo. La gotita cayó blandita sobre las hojas de un coihue, árbol amigo de las gotitas de agua. El coihue saludó a su nuevo huésped y le contó que es parte de un hermoso bosque formado por robles, mañíos, tepas,lingues y avellanos. Acá en Chile todos los árboles cuidamos los suelos y el agua, también purificamos el aire, para que lo puedan respirar los animales y el hombre.
        " Árbol de coihue", le dijo la gotita, " presentame más gotitas de agua, así yom podré bailar con ellas, jugar entre tus hojas y estar segura entre tus raíces para poder ayudarte  que te alimentes con la salvia cruda que sacaré del suelo."
      Todas las gotitas de agua estuvieron muy contentas bailando, deslizándose suavemente entre las hojas y troncos hasta que se quedaron dormidas entre las raíces de su amigo el coihue.
     Al día siguiente la gotita de agua se levantó muy tempranito y le dijo a sus compañeras. " Buenos días chiquillas,¿ a qué quieren jugar ahora? Yo deseo ser útil a nuestro amigo el coihue, y ayudarle a subir los minerales que necesita para vivir."
    " ¡Ah, qué buena idea! dijeron las otras gotitas. Una dijo: " Yo iré lentamente hacia la vertiente y después al riachuelo, porque quiero ayudarle al abuelito don chepo, para que sea tomado como ayuda por su vaca regalona, que siempre está con mucha sed, porque es campeona en dar la leche rica". Otra dijo: " Yo iré a las turbinas de Pullinque, donde me necesitan, ya que con mi peso impulsaré las máquinas para que el profesor don Américo tenga luz eléctrica y pueda corregir las tantas pruebas de sus alumnos, todos ellos muy buenos amigos de las gotitas de agua."
     La gotita se subió hasta la punta del coihue acarreando los minerales que necesita para su fotosíntesis o producción de alimentos. Ahora estoy lista dijo, y me gustaría viajar y conocer el mundo. Bueno le dijo el coihue, si quieres viajar, debes convertirte en vapor e incorporarte al aire". ¡ Que hermoso es ser aire y viajar sin que alguien lo vea y revise pasaporte! Así viajó muchos días, semanas y meses nuestra gotita.
    Se formaron nubes y la pequeña gotita tenía ganas de aterrizar y conocer otros países. ¿ Adivinen dónde llegó'?......... a España, la tierra de nuestros antepasados. Ahí voy, voy rápido, ya que no uso paracaídas ¡ A chupallas!  dónde está el bosque que siempre nos hace deslizar suavemente? Acá no hay árboles como en el sur de Chile..., Chrachchch! la gotita de agua se dió un tremendo porrazo en el suelo pelado! Con el golpe soltó parte de las partículas del suelo y fue arrastrada en barro hacia los ríos, embancando los ríos y formando dunas.
    ¿ Dónde están mis compañeras? ¿ Dónde están las hojas suaves y las raíces seguras del coihue? Las vacas no pueden tomar agua pura, las turbinas de las represas hidroeléctricas no pueden girar por el barro!
       La gotita de agua después de mucho sufrimiento encontró una vieja amiga, que ya vivía mucho tiempo en España y le dijo: " muchos años atrás España estaba cubierta por árboles, y jugabamos, bailabamos y eramos felices con nuestros amigos los árboles."
     Una ardilla se metió en la conversación y dijo que antes ella podía saltar de un árbol a otro árbol cruzando toda España, sin tocar el suelo, pero ahora no era posible ya que los hombres han talado la mayoría de lo árboles autóctonos.
     Al escuchar esto se metió en la conversación otra gotita de agua que era de Israel, donde continuamente se pelean con los palestinos: " Tiene razón la ardilla, lo mismo pasó en mi país, antes habían lindos bosques de Cedro del Líbano, sin embargo, ahora hay un gran peladero y no queda ni rastro de esos hermosos árboles que figuran en la biblia. Y para poder plantar unos arbolitos, tienen que traer tierra de otras partes.
     ¿ Qué hacemos chiquillas? Tenemos que arreglar el mundo, ya que no podemos seguir viviendo tan embarradas y sin hogar ! Hay que respetar los árboles, manejar sus bosques y cuidar los suelos para que podamos vivir en paz y servir al hombre como corresponde!
       Entonces todas las gotitas de agua tuvieron una reunión con los vegetales, animales y el mismo hobre. Así decidieron promulgar una ley para defender y multiplicar los árboles y crear un mundo mejor"

    Autor:  Armin Finster Hafenreffer
                 Ing. Forestal
   Colaboradora: Inken Krtschmer Leuscher, esposa de don Armin.

Las matemáticas según la Ley de Sistemas Unificados

Las matemáticas según la Ley de Sistemas Unificados

Las matemáticas según la Ley de Sistemas Unificados ( LSU )

La matemática es la ciencia base de todo lo que hoy consideramos como conocimiento científico.

Todas las demás ciencias conllevan necesariamente un conocimiento matemático. La matemática es la ciencia dura por antonomasia, ciencia exacta para muchos que basa todo su sistema en un conjunto de símbolos conocidos para ciertos círculos académicos. Desde este punto de vista, una pequeña elite tiene acceso a la nomenclatura matemática más especializada, para el resto de la población pasa desapercibida dicha ciencia.

Las matemáticas según la Ley de Sistemas Unificados-Marchando Religión¿Cómo surge la conceptualización matemática?

Mi análisis parte mostrando al lector la base conceptual sobre la cual se sustenta toda la matemática. Mi idea es acercar al lector lo más cerca posible hacia una ciencia que parece muy lejana para el común de las personas. Partiré desde su origen, el cual comienza por medio de conceptualizaciones muy básicas, que luego derivan en conceptualizaciones más abstractas y complejas, a las cuales sólo puede acceder un pequeño grupo de gente especializada.
El concepto matemático surge a partir del concepto de unidad, entendido éste de una manera totalmente independiente a las notas constitutivas de la cosa de la cual lo abstraigo o capto en mi entendimiento. Al aprenderlo en su unidad prescindo a su vez de cualquier otro tipo de característica que pueda tener el objeto, por ejemplo; color, textura, función, olor, etcétera. Sólo el intelecto matemático se detiene en su unidad, dejando a la geometría, otra rama de las matemáticas, el estudio del objeto en cuanto a sus dimensiones, largo, ancho, alto y forma.
El único contacto que las matemáticas tienen con la realidad es en este estado inicial de su conceptualización, luego de ese primer paso, se deriva a un segundo como es la abstracción numérica propiamente tal. Aquí ya nos adentramos a la simbología de los números. En este estado toda la realidad queda atrás, pues aquí comienza un nuevo universo etéreo y paralelo al mundo real. La especulación teórica es la que conduce de una manera prácticamente ilimitada toda esa gama de símbolos adentrándonos a la imaginación del hombre.

Pensemos en el número 1, ¿qué sígnica exactamente este número?

Muchos de ustedes pensarán que pregunto algo que un niño de cinco años puede responder muy fácilmente, no obstante, lo que no puede distinguir ese niño es la diferencia existente entre el símbolo empleado, lo que simboliza el mismo, y cómo llega a simbolizarlo el entendimiento humano. El niño no entiende que el símbolo representa un tiempo de abstracción universal que surgió por medio de un mínimo contacto que el intelecto tiene con la realidad. Esa etapa reflexiva sólo obedece a un intelecto más maduro, se debe a una etapa filosófica, analítica y reflexiva, propia de adultos. Aristóteles entendió muy bien esto, incluso llegó a decir que un niño puede aprender matemáticas (simbología numérica), pero no filosofía (reflexión sobre toda realidad óntica), ya que esto requiere concentración y análisis más profundo, algo propio de adultos.

Sigamos con nuestro análisis del 1. ¿Qué sucederá si lo unimos con otra unidad?

Pues bien, esa unión con otra unidad debe expresarse por medio de una simbología independiente a juntar dos 1. Esa unión simbólica de dos unidades la llamaremos suma, cuyo símbolo es el + , y al expresarlo como factor de unión entre dos realidades numéricas abstractivas quedará simbolizado de la siguiente manera, a saber, 1+1 , unión conceptual de dos unidades independientes de cualquier tipo de realidad cualitativa de los objetos. ¿Cómo simbolizamos esa unión? Por medio de otro símbolo, el 2. Este número representa la unión de dos unidades, unidades que constituyen la base sobre la cual se sustenta todo el conocimiento matemático. Toda la escala simbólica sigue este mismo orden sucesivo hacia el infinito numérico, cifra que indica la escala ilimitada que puede llegar la imaginación humana.
Toda la matemática tiene como base de su conceptualización las diferentes combinaciones del 1, las que se a su vez se combinan con otro número que ya no nace de ese contacto inicial con la realidad, me refiero específicamente al cero 0. Y así podremos entender que de las infinidades de combinaciones existentes que se realizan entre 0 y 1 se construye todo un universo simbólico paralelo al mundo real que nos toca vivir.
El cero 0 en matemáticas simboliza a la nada, constructo teórico que no se obtiene del contacto sobre la realidad, sino más bien obedece a una invención de la mente humana para expresar una oposición mental frente a toda la realidad de ser que nos rodea.

El número 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 representa un sin número de combinaciones entre ceros y unos.

Por muy abultada que parezca la cifra, en sí misma no es nada, es sólo una mera representación abstracta de combinaciones que la unidad tiene con el concepto de nada. Si logran entender muy bien este planteamiento, podrán entender cuán errados están muchos científicos – los mas prestigiados del mundo-, al pretender comprender el mundo por medio de fórmulas matemáticas. Por simple que parezca el razonamiento que planteo, si no se consideran a las matemáticas como un constructo teórico, simplemente, los fracasos en temas investigativos pueden ser muy graves.
En uno de los artículos anteriores escribí acerca de lo absurdo que era considerada lateoría del big-bang, pues bien, el padre Lemaitre y sus sucesores seguidores basaron toda su “ciencia especulativa” por medio de fórmulas matemáticas que traten de comprender ese estado inicial de la materia. ¿Cómo pueden por las matemáticas llegar a algo así? Si las matemáticas por esencia prescinden de toda realidad, exceptuando el concepto de unidad.

¿Cómo puede la matemática comprender algo que desconoce por esencia?

Es realmente un absurdo lo que se plantea. Todo ha llegado a tal extremo en la ciencia que, hace un par de años atrás, se creó en Europa un acelerador de partículas que simule el Big-Bang, por medio de cálculos matemáticos híper avanzados. Recuerden que mientras más avanzada es la matemática más abstracta y menos real es. En aquella oportunidad las publicaciones tanto de la prensa escrita como televisiva publicaron sendas informaciones acerca del gran éxito de esta aventura científica.
Como es habitual, nadie observó y dijo nada ante tan apoteósica información, todo continúo tan normal como siempre, tal vez algunos pocos más curiosos e ingenuos quedaron maravillados por el avance científico, capaz de volver al principio de toda la materia. ¿Acaso el acelerador de partículas formó un universo paralelo?, ¿A qué dimensión llegó del espacio y del tiempo?, ¿Cómo se pudo detener esa explosión inicial? Si ya no depende teóricamente hablando la concatenación sucesiva de fusiones atómicas del punto de origen de la cual se origina.

Nos encontramos ante la ciencia o el mito.

Por siglos el hombre siguió al mito, como medio lingüístico explicativo del mundo que nos rodea. En un comienzo el mito explicaba de cierta manera lo que ocurría en esa sociedad en la cual se vivía. No todo en el mito era erróneo, ya que de algún modo trata de dar explicación a los distintos misterios de la vida. Actualmente el mito ha dado paso a lo que hoy conocemos por la ciencia, que más que verdades, expresa la imaginación del hombre obsesionado por aniquilar a Dios como fuente de la creación de todo. En hombre moderno, tiene en el sello luciferiano en su frente del Non Serviam, no te serviré. Esa rebeldía alimentada por la soberbia es la que conduce a muchas almas aparentemente muy sabias, en tratar de prescindir de aquella facultad del alma intelectiva que nos hace imagen del creador, me refiero específicamente, a la razón humana.

Las matemáticas verdaderamente nos sirven para ordenar el mundo civilizado, pero siempre debemos considerar que ellas mismas deben ordenarse a los principios por los cuales ese mundo se ordena.

Recordemos un poco de historia, adentrémonos en el Egipto faraónico, principio geográfico en el cual surgieron las matemáticas como ciencia teórica orientadas hacia fines prácticos. Los sacerdotes egipcios, casta intelectual que asesoraba al Faraón, estaban de cabeza pensando cómo evitaban que se perdiera esa gran cantidad de agua en el Nilo en época de sus crecidas, recuerden que Egipto es un vergel en medio de un desierto. El modo más correcto para evitar esa pérdida de agua es por medio de canales. Ellos pensaron que se debían construir canales que permitiesen llevar el agua más allá de la orilla del río a fin de favorecer la agricultura, sustento de todos los alimentos de Egipto, y para ello inventaron la nomenclatura numérica a fin de ordenar por medio de medidas y cubicaciones de roca, todo el revestimiento de esos canales a fin de evitar la filtración del agua que se conducía.

Como ven, las matemáticas permitieron a los egipcios poder llevar el agua ordenada hacia las tierras con potencialidades de ser cultivadas.

Las matemáticas lograron ordenar lo mejor posible a la roca o ladrillos que sirvieron de revestimiento para los canales. También, las matemáticas permitieron medir la inclinación del suelo a fin de darle pendiente al agua para que no acumule en un solo punto y se rebalse. Ese fin práctico de esta ciencia abstracta, no debe confundirse de modo inverso, tal cual lo quiere forzar hoy en día la ciencia, al tratar de reordenar la realidad por medio de las matemáticas con el fin de crear otra realidad distinta a la cual se tiene como sustento material de todo.
Ejemplos existen muchos, en agronomía podemos ver a ingenieros agrónomos dosificar por medio de fórmulas químicas determinadas cantidades de unidades de distintos elementos necesarios para el desarrollo de los vegetales, tales como, nitrógeno, potasio, fósforo, etcétera, cada uno de esos elementos se los pretende ingresar al sistema radicular de la planta por medio de una química ajena al metabolismo natural de la planta. El resultado no tarda en llegar, los suelos se empobrecen a causa de los solutos que acompañan al elemento químico, causando esterilidad y decaimiento de la planta.

Las matemáticas que no sean conducidas según el orden natural de los entes que nos rodean, causan daño y no beneficios.

En medicina experimentamos exactamente lo mismo que ocurre en agricultura, el uso de las matemáticas en fórmulas de laboratorios que dosifican los remedios, independientemente, si esos remedios dosificados producen reacciones adversas a las que se buscan. Incluso si se producen ciertos efectos benéficos en algunos casos, esa química siempre acarrea efectos secundarios no deseados a causa de introducir en el organismo una química ajena a la natural que el mismo cuerpo produce.
La metafísica debe ser la ciencia que ordena a las matemáticas, orientándolas según la realidad y no a la realidad según las matemáticas. La Ley de Sistemas Unificados es extraída de las bases metafísicas que sustentaron muy bien tanto Aristóteles como Santo Tomás de Aquino. Los primeros principios del conocimiento, las abstracciones máximas a las cuáles el hombre puede llegar, por medio de su máximo esfuerzo que nace de la realidad que nos rodea.
Prescindir de la realidad, es prescindir de la obra creada por Dios, es nublar la inteligencia y la vista frente de aquello que está allí frente a cada uno de nosotros esperando que investiguemos sus secretos, tanto y como, nuestras capacidades así lo permitan.

Para ello debemos pararnos sobre los hombros de gigantes, ya que eso nos permitirá mirar mejor sobre el horizonte.

Somos nosotros los encargados por mandato divino administrar los bienes que Dios nos regaló en la tierra. Somos los puentes entre dos mundos, entre el mundo del espíritu y el mundo de la materia. Nuestros esfuerzos por lo tanto deben orientarse a tender esos puentes, a organizarlos en torno al bien común, y no a destruir a causa de nuestra soberbia, las bases que permiten unir un puente con otro. Perfeccionar ese orden en beneficio nuestro es el fin que debemos buscar, y no construir una nueva Babel que quiera alcanzar el cielo sin Dios.
No puede haber ciencia sin una metafísica que la sustente, sin una verdad que sirva de base del conocimiento del investigador. Mi propuesta es por medio de la Ley de Sistemas Unificados volver a construir un mundo que se sustente sobre una base teísta, sólo así lograremos el verdadero desarrollo para los países, sólo así encontraremos la felicidad verdadera, buscando siempre en la causa de todas las causas, en Dios, fuente del amor, sostén de toda la creación.
Christian Velásquez

martes, 20 de noviembre de 2018

Desmentir el big bang, un artículo de Christian Velásquez

Desmentir el big bang, un artículo de Christian Velásquez

La Ley de Sistemas Unificados desmiente el big-bang :

¿Cómo surgió la teoría del Big-Bang?

Desmentir el big bang-Marchando ReligiónEn sus inicios la teoría comienza de las observaciones delsacerdote belgaGeorges Lemaitre, quien reflexionó y analizó distintos fenómenos del espacio sideral, dándose cuenta que había un desplazamiento hacia la luz roja de las nebulosas, lo que indicaba una velocidad de expansión del universo. Si se expandía el universo, ¿desde dónde lo hacía? Con esa y otras preguntas el padre Lemaitre concluyó que esa expansión provenía desde un punto inicial, al cual denominó “átomo primogénito”, o simplemente, “huevo inicial”, big-bang.
Posteriormente Edwin Hubble ratificó, por medio de un telescopio muy potente para la época (1925), que esas nebulosas se encontraran en permanente movimiento y muy alejadas de nuestra Vía Láctea, probaba que el universo era más grande de lo que pensaba.

¿Qué relación tiene el color con el movimiento?

El color de las estrellas depende básicamente de la temperatura que existe en su superficie. El color más azul indica una temperatura más alta que el color rojo, debido a que la luz ultravioleta es mucho más intensa que la luz roja.

¿Cómo se validó la observación del color y su relación con la temperatura?

Observemos la llama que dan nuestras actuales cocinas. Si nos detenemos a observar las intensidades de colores que se proyectan nos daremos cuenta que la zona de mayor temperatura, la más cercana a la llama, es de un color más azulado, y la más lejana de un color más rojo. Pues bien, para Lemaitre y sus posteriores sucesores algo similar ocurre en las estrellas: su color varía de acuerdo a su temperatura y edad. Mientras menor tamaño y más color azul tenga la estrella, su edad será menor, y viceversa, a mayor tamaño y color más tendiente al rojo, más vieja será la estrella.
Los astrónomos clasifican alrededor de 7 categorías de colores de estrellas, desde las más azul violeta- 40.000 a 25.000 C°, hasta las más rojas de 3500 a 3000 C°. Según esto, nuestro Sol que es de tamaño intermedio, irá poco a poco enfriándose hasta disminuir de tamaño y cambiando de color. El recientemente fallecido astrofísico británicoStephen Hawking seguidor del Big- Bang avaló toda su posición agnóstica a partir de esta teoría que las nuevas generaciones adoptan como un dogma científico de carácter irrebatible.

Resumen de la teoría del Big-Bang:

Al comienzo la materia estaba máximamente condensada, y a raíz del choque de partículas azarosas se produjo una gran cantidad de liberación de energía, lo que dio origen a lo que hoy llamamos la Expansión del Universo. Hubo un momento primordial, que fue el inicio del comienzo de todo lo que hoy conocemos como la vida. Esa es básicamente la teoría. Obviamente tiene otros ribetes como es la inclusión de la entropía como principio del término del universo a causa de su desgaste térmico. No me detendré mucho en los detalles, creo haber expuesto a groso modo el centro de la teoría, por lo que procederé a analizarla por partes.
Sin embargo, antes de comenzar mi análisis no puedo omitir nombrar la figura del recientemente fallecido astrofísico británico Stephen Hawking, autor del tan célebre libro “La Historia del Tiempo”.
Este autor, conocido agnóstico, sostuvo en reiteradas ocasiones que antes de la explosión inicial, no había absolutamente nada, ni creador – Dios revelado- ni artífice del mundo- al modo platónico. Hawking consideraba que el tiempo nació a partir de esa explosión inicial, explosión que es la causa creadora de toda nuestra existencia. La materia, en sus postulados, juega un papel central, ya que ella evoluciona hasta el extremo de crear formas de vida inteligente como la nuestra. Su posición científica llega a tal punto de transformarse en una religión, su vida transcurre en torno de esta posición materialista acérrima la cual explica todo desde que surge la vida hasta que termina con el Big- Crunch o muerte térmica del universo.

Comenzaré mi análisis primero comentando el salto cuántico que da el padre Lemaitre al extrapolar observaciones de intensidad lumínica acá en la tierra, con las intensidades de la luz que emiten las galaxias lejanas a la nuestra.

¿Cómo justificó racionalmente el padre su postura? No olvidemos que nosotros tenemos la atmósfera terrestre, que no es otra cosa que un cúmulo de un compuesto de muchos gases los cuales, sumados a los rayos del sol y a nuestra propia capacidad visual, nos permite por reflejo de los propios cuerpos que nos rodean, diferenciar numerosos colores alrededor nuestro.
Este escenario lumínico es válido sólo aquí en la tierra. Fuera de nuestra atmósfera cambian los parámetros para medir la variabilidad lumínica. Como diría Aristóteles cambia la causa, y, por lo tanto, cambian a su vez los efectos. Esa reflexión es de perogrullo, no podemos sustraernos de principios lógicos y metafísicos válidos para todo tipo de conocimiento.
En la época que el padre Lemaitre el hombre ni siquiera llegaba a la Luna- si es que de verdad lo hizo- así que menos podría haber tenido datos de satélites o tripulantes que observen desde el espacio. Asumamos que mi aporía no es real, pensemos que el padre Lemaitre tiene razón, que esa luz roja da cuenta de un envejecimiento térmico de la luz que proviene de estrellas que posiblemente no existan, la conclusión no puede llegar, sin una sustentación de carácter sustancial, a afirmar un principio primordial, ya que esa sola afirmación, apunta a un momento de carácter ontológico y no físico.

Pasamos de la afirmación de la realidad dinámica del universo a la creación u origen del mismo. Eso carece de toda lógica.

No podemos concluir si desconocemos muchísimos agentes que permitan llegar a la concatenación causal del principio térmico del universo. El error está en extrapolar ciertos fenómenos lumínico térmicos, a un principio de carácter metafísico. Veamos a lo que nos lleva ese error. Pensemos en ese momento primordial de la materia, reducida a su máxima expresión, pensemos en ese azar como principio- lo cual es un absurdo, por evidencias racionales, el azar no existe en todo el mundo que nos rodea, el azar no escapa a la relación causa efecto, sólo se lo llama así ya que desconocemos las causas que lo sustentan, ejemplo, los juegos de azar.-, al producirse la explosión inicial, el universo se expande.

Pregunta, ¿sobre qué se expande Universo? Al parecer el padre Lemaitre y sus continuadores omitieron hacerse esa pregunta, ya que eso anularía su propia teoría.

El universo comenzaría en un mínimo punto inmerso en una nada, pero, ¿de qué nada se trata? Si todo lo que la razón conoce es el ser, la existencia nuestra y de todo el mundo que nos rodea, ¿cómo podemos llegar a afirmar racionalmente? Sin una base al menos empírica- base para toda ciencia- que el universo para ser necesita del no ser, vale decir, la nada, constructo intelectual, pero no real de todo lo que conocemos. El ser se sustenta en el no ser, eso es una burrada filosófica y es una ignorancia de carácter científico apodíctico.
Sigamos con esta pseudo ciencia y hagamos una fanto ciencia, o, mejor dicho, fantasía científica, asumamos que se expande esa explosión inicial en todas las direcciones, ¿cómo seguir la huella desde dónde partió si el geo punto referencial desapareció desde el momento que se expandió? Respuesta: por la huella térmica; pero, ¿cómo determinar y cómo seguir una huella térmica si ni siquiera sabemos en qué posición nos encontramos respecto a la gran explosión?
Piensen ustedes, por los principios que nos vienen del sentido común, que una huella empieza a desaparecer en la medida que pasa el tiempo, y de verdad ha pasado muchísimo tiempo desde que ocurrió este fenómeno, los astrofísicos calculan alrededor de 14 mil millones de años. ¿Por qué no 15, ni 20, ni 30?, ¿quién da más en la subasta del Big-Bang? Esto es pura mitología de carácter científico que se sustenta en las aulas universitarias y comunidades científicas como un dogma frente al cual todo el mundo debe creer bajo anatema.

Sometamos la teoría del Big- Bang bajo la ley de Sistemas Unificados.

La ley sostiene que todo en la naturaleza- mundo material- se encuentra interrelacionado. No existen sistemas aislados, dichos sistemas se unen con otros por medio de puentes, esos puentes se denominan sistémicos. Según la ley – la cual todos pueden comprobar- al extrapolar sus principios al momento primordial, big-bang, no podría expandirse la materia luego de su máxima condensación a raíz de la ausencia de puentes que unieran la trasmisión de la energía de las partículas subatómicas con las siguientes.
Para que haya expansión se necesitan, evidentemente, puentes que unan o mejor dicho transporten la energía, sin esos puentes, no puede haber lógicamente expansión.

¿Qué puentes sistémicos puede haber fuera de la máxima condensación? ¿qué puentes sistémicos pueden existir dentro de la misma condensación?

Para que exista la condensación esta debe estar ubicada en medio de algo y no de nada, por lo cual, la teoría carece de base explicativa para justificar una condensación ilógica en medio de la nada.
Piensen ustedes, cómo llegó a concentrarse a tal extremo la materia, ¿por qué se concentró así? ¿cuánto tiempo estuvo la materia concentrada sin explotar? ¿cómo llegó la materia a estar ubicada en esa posición en una oscuridad total?
En fin, existe una infinidad de preguntas sin contestar, que podríamos estar una eternidad especulando sin llegar a ningún punto de acuerdo debido a que carecemos de toda base de pruebas que nos permitan sustentar tal pensamiento.
Tal como el concepto de nada el big-bang es un constructo intelectual, una realidad de carácter nocional y no real, tal como lo puede ser un unicornio de color azul. Una quimera de personas que juegan al conocimiento científico, pero que no actúan como tales, por carecer de medios adecuados que sustenten sus teorías de pseudo ciencia.

Lo más peligroso de todo esto es que muchas personas pierden la fe, se vuelven ateos, por aferrarse a una ciencia que, lo menos que tiene, es de ciencia.

No podemos seguir el juego a los artistas pirotécnicos de nuestro mundo, ese juego es tan peligroso que nos puede llevar a perder nuestra felicidad eterna. La base de toda ciencia debiera ser apodíctica, sin una verdad contundente que la sostenga , debe rechazarse de ante mano. Piensen bien en esta locura, el hombre que tiene inteligencia, proviene de una materia que carece de ella, como si lo irracional produjera lo racional. Un absurdo dentro de muchos absurdos de nuestro mundo.
Christian Velásquez

viernes, 9 de noviembre de 2018

Nueva traducción al español de una novela de Monseñor Hugh Benson

                                     
                                 El otro escritor, apologista y sacerdote,  Robert Hugh Benson ; vuelve a renacer dentro de la literatura católica y universal. Ahora más que nunca en ausencia de grandes lumbreras de la literatura católica, es necesario, recurrir a los grandes enamorados de Cristo. Monseñor Benson es uno de los grandes convertidos al catolicismo en la Inglaterra protestante.
                               Hijo del arzobispo de Canterbury, Edward Benson, cabeza de la Iglesia Anglicana, causó gran conmoción dentro de los ambientes clericales la conversión de su hijo menor Hugh.
                            Dios llamó, a éste hijo de hereje, hacia su verdadera iglesia, para que sirviera de instrumento de conversión de muchos otros que aún no se atrevían a dar el paso hacia la Iglesia de Roma, a causa de falsos respetos humanos.
                           Para abundar más en detalle, pueden comprar esta maravillosa novela en el siguiente link :
                         

La Historia del Ermitaño Richard Raynal

domingo, 28 de octubre de 2018

Inteligencia artificial.

                                         Más de alguno de ustedes habrá escuchado o leído acerca de la inteligencia artificial. El concepto es muy simple sobre el tema, la fundamentación filosófica del concepto de inteligencia artificial radica en que las máquinas finalmente van a superar al hombre, ¿ Es posible esto ?, veamos algunos aspectos centrales que permitan diferenciar la inteligencia humana y la " inteligencia artificial", comenzaremos por describir acerca de las capacidades y cualidades de una máquina.
                                    Lo primero que hay que decir es que toda máquina y su respectivo programa con toda su base de datos, es producto del intelecto humano. Por consiguiente, desde el punto de vista metafísico nunca lo creado supera al creador. El ser humano, aunque sea el más inteligente del mundo, nunca va a poder comunicar todo su ser en la obra que fabrica.. Por consiguiente, cualquier obra humana está limitada de por si, por las limitantes diferenciadoras que existen entre el creador y el que crea.
                                  En segundo lugar, toda máquina carece de emociones, aquella pasión humana tan inherente al ser del hombre que se encuentran unidas a su capacidad racional. En este sentido, una máquina puede describir por ejemplo desde el punto de vista conceptual acerca de qué es el amor, pero jamás podrá amar y experimentar este hermoso sentimiento. Por el amor se construyen familias, clanes, pueblos, naciones, etcétera.  Por el amor, se entregan bienes y a veces se producen conflictos por desavenencias amorosas. Por amor el ser humano es capaz de sacrificar su propia vida en vista del bien común. Una máquina, a diferencia del hombre sólo recibe información y la distribuye, la organiza si quiere en millares o billones de posibilidades de organizarlas, no obstante, carece del aspecto emocional de buscar el fin para el cual las cosas deben ser hechas. Ese fin, es el bien de la propia especie. Una máquina es incapaz e comprender el concepto de bien y de fin, puesto que sólo administra datos.
                             Las máquinas carecen de afectos y no visualizan posibilidades acorde a sus necesidades de supervivencia, tal cual lo hace el hombre, animal racional que lucha intelectualmente para sobrevivir. En resumen, es un error hablar de inteligencia artificial, más bien debiera hablarse de sistemas informáticos de la información.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Medicina y genética.

                                   Hoy en día se piensa que la medicina moderna ha alcanzado niveles insospechados de conocimiento. ¿Es eso verdad?, al conoce el genoma humano se puede llegar a establecer un árbol inmenso de conocimiento superior a los códices que pudieron haber existido en la biblioteca de Alejandría y en todas las bibliotecas a lo largo de la historia humana.
                                    Tanto conocimiento del árbol genético parece no traducirse en absolutamente en nada. Descubrir los secretos que contienen los genes de cada ser humano pareciera ser algo casi imposible de descifrar. Se dice mucho pero se sabe muy poco acerca de lo que esconden los genes. No nos olvidemos que la mayoría de las enfermedades obedece a factores genéticos, tanto hereditarios como predisposiciones a adquirir ciertos padecimientos. Pero por más que especulemos sobre este tema, nada sabemos de verdad del mismo. No basta conocer que existe un mapa genético, si no hay que tratar de entenderlo, pero para entenderlo , primero hay que conocer su lenguaje, lo cual no es fácil. Una vez conocido el lenguaje hay que tratar de entenderlo, y para entenderlo, se lo debe hacer según las circunstancias en las cuales fue escrito, en el contexto y en el medio que rodea a ese lenguaje.
                                ¿ Cómo conocer el lenguaje de la creación?; ese es nada más y nada menos el desafío que enfrenta en hombre con respecto a los genes. A mi juicio, ese misterio siempre va a estar vedado para el hombre ya que no poseemos una inteligencia que sea capaz de comprender el lenguaje de Dios. Jugamos a ser superiores, sin tener en cuenta, que sólo conocemos sólo partes muy limitadas de la realidad. En estricto rigor, de genes no sabemos prácticamente nada. Así que para quienes pensaron confiar en la ciencia para comprender los misterios insondables de la creación, se equivocaron en seguir este camino oscuro del saber.